jueves, 15 de diciembre de 2016

Arqueoinstante, la exposición

Hace casi dos años comenzó el proyecto Arqueoinstante. En todas las redes sociales de Toledo GCE, habéis visto parte de este trabajo en conjunto con los compañeros y amigos de Cota 667. A través de los talleres culturales, estudios de nueva documentación, recopilación de nuevas ideas y testimonios, etc, etc. hemos conseguido aunar parte del proyecto en la exposición Arqueoinstante: 80 años del comienzo de la Guerra Civil en Toledo gracias a la colaboración de la Diputación de Toledo, la Biblioteca de Castilla-La Mancha y la Facultad de Humanidades de Toledo (UCLM).




lunes, 5 de diciembre de 2016

Mijaíl Koltsov y Roman Karmen en Toledo

En los últimos años, el interés por la Guerra Civil ha ido en aumento. Esto ha generado numerosas publicaciones, nuevas investigaciones, apertura de archivos, documentación, fotografías, etc. El 2016, debido al 80 aniversario, ha sido un año para aproximar a todo el mundo a uno de los capítulos más negros de la historia de España. Uno de esos trabajos es el documental emitido por el canal Discovery Max "España dividida: la Guerra Civil en color". El trabajo de colorear imágenes no es absolutamente nuevo a nivel nacional ni internacional pero es la primera vez que un único documental de la contienda está totalmente editado a color. El documental hace una trayectoria de todo el conflicto de una manera resumida y directa. El trabajo de edición y coloreado es increíble. Evidentemente, el asedio del Alcázar ocupa pocos minutos y las imágenes que aparecen son las que ya conocemos de otros vídeos y documentales. 

Explosión de la mina (captura de pantalla España dividida: la Guerra civil en Color).

miércoles, 12 de octubre de 2016

Robert Capa en Toledo (Parte III)

Son numerosas las imágenes que Robert Capa tomó durante su trayectoria como fotógrafo, no sólo durante la Guerra Civil sino anteriormente en su estancia en París, sus viajes a China o la participación en el desembarco de Normandía. Pero en España obtuvo sus principales éxitos que marcarían su vida profesional y exaltarían su figura a la de leyenda de la fotografía. Hoy existen numerosos libros, artículos, documentales, etc. sobre el paso de Capa por España. Diversas investigaciones y teorías de su más famosa fotografía "Muerte de un miliciano", icono de la contienda. En los últimos meses de la guerra fotografió la retirada republicana hacia Francia. Son imágenes que muestran la agonía del Ejército Popular y el sufrimiento de la población civil que huye de las tropas de Franco. En Toledo, sus fotografías, son completamente diferentes. La ilusión por la lucha y defensa de la República están presentes en los milicianos que asaltan el Alcázar, a pesar de la dificultad de tomarlo y finalizar el asedio. Esos sentimientos, podemos intuir, también afloran en el fotógrafo húngaro y lo demuestra con sus fotografías, donde retrata a milicianos y milicianas empuñando las armas codo con codo en las barricadas de la ciudad imperial.  

1936 - 1939. Magnum Photos/Robert Capa

jueves, 15 de septiembre de 2016

Sin novedad en el Alcázar, la película

A estas alturas, poco podemos decir de la magnitud que tuvo para España y el resto del mundo el asedio del Alcázar toledano. Los acontecimientos históricos fueron acrecentándose a medida que Franco ganaba la guerra y la maquinaria propagandística española (y no española) movía sus fichas con la resistencia de Moscardó y sus hombres. Como hemos visto varias veces en este blog, la prensa nacional e internacional se hizo eco rápidamente del cerco al antiguo palacio de Carlos V. Era una oportunidad única de poder redactar artículos sobre la guerra en España, fotografiar la destrucción y la lucha en las calles de Toledo e incluso rodar imágenes únicas que, posteriormente, visualizarían miles de espectadores en los noticiarios de todo el mundo. Experimentando la guerra a través de la pantalla. Los republicanos intentaron primero, con la voladura de la mina el día 18 de septiembre de 1936 y el posterior asalto, rodar las imágenes de la toma del Alcázar tras casi dos meses de asedio. Sabemos que la prensa junto a personajes ilustres, políticos, etc. se acercaron a Toledo para presenciar la toma de la fortaleza. Pero la jugada les salió mal. No se acabó con la resistencia y el día 27 de septiembre las tropas de Varela tomaban Toledo y liberaban el Alcázar comenzando así la propia gesta del Alcázar como un mito. La historia cautivó al público, principalmente en Alemania e Italia, países que apoyaron a Franco en su cruzada y con un gran uso de la propaganda. 

Tras la emisión de la película hace poco tiempo en La2 de TVE  he decidido hacer esta entrada pero, centrándonos en otros aspectos. No es un análisis típico de la película con su sinopsis y tecnicismos. Tampoco vamos a entrar en política e ideologías, cada uno que juzgue como quiera el largometraje. Gracias a las escenas de la película, vamos a estudiar diversas localizaciones que desconocemos de las fotografías de época y que aparecen en el film al finalizar la contienda. Para rodar la película se contó con uno de los mejores escenarios para ello. La propia ciudad de Toledo y los alrededores del Alcázar donde se luchó durante el asedio. 


martes, 6 de septiembre de 2016

El Campamento de Los Alijares y su entorno

Al establecerse en el Alcázar de Toledo y en los edificios colindantes las instalaciones para la Academia Militar, los terrenos cercanos a la ciudad como el Paseo de la Vega o la zona del Castillo de San Servando eran utilizados por los cadetes para sus correspondientes prácticas del curso. El movimiento de tropas era frecuente y se decidió posteriormente buscar unos campos de maniobras que tuvieran un carácter más estable. En 1887 comienzan a edificarse las primeras instalaciones en los terrenos de Los Alijares, mismo nombre que recibirá el campamento. 

Campamento de Los Alijares a principios del siglo XX (Archivo Museo del Ejército).

jueves, 7 de julio de 2016

El asedio del Alcázar 80 años después

Este año 2016 se cumple el 80 aniversario del comienzo de la Guerra Civil Española y, por supuesto, del asedio del Alcázar de Toledo. No quería dejarlo a un lado este año y he preparado una entrada especial sobre los restos del asedio que podemos encontrar, en la actualidad, en la ciudad imperial. Son huellas que nos trasladan a un pasado reciente, un hecho que marcó el resto de la contienda y el porvenir del país. Todavía hoy, quedan gran cantidad de estas huellas, muchas de ellas olvidadas y totalmente ocultas, que pasan desapercibido para los turistas y los propios toledanos. Por supuesto, mi opinión, es que debemos conservar estos restos ya que por muy insignificantes que parezcan,  pertenecen a la ciudad y a su propia historia. 


martes, 21 de junio de 2016

Una vida toledana

Desde que comencé a publicar el blog en el año 2013 siempre quise trabajar algún artículo sobre algún testimonio real sobre el asedio del Alcázar y el paso de la guerra en la ciudad de Toledo. A medida que el tiempo avanza es prácticamente imposible encontrar estos testimonios y sobre todo de los propios combatientes que ya contaban con una cierta edad. El tiempo no perdona y estas memorias se van perdiendo o se olvidan. Los únicos que sobreviven son aquellos llamados "niños de la guerra". A su edad, la mayoría conserva sus recuerdos completamente intactos y son una fuente de estudio más sobre acontecimientos históricos. Como ya hice unos meses atrás con la historia de Tere, vuelvo a tener el placer de escribir una nueva historia viva sobre Toledo y la guerra civil.

Conocí a José Manuel Quirós Castaños a través de la página de Facebook de Toledo GCE cuando comentó uno de los artículos del blog sobre el Frente Sur del Tajo. Vía mensajes privados fue contándome anécdotas y recuerdos de su propia vida en la ciudad. Decidí animarle a escribir su historia completa para la página y accedió de inmediato. Esta es la historia de su vida y el paso por la ciudad de Toledo durante el conflicto.

José Manuel con su primer coche en la Plaza de Santa Eulalia en 1931 (Archivo JMQ).

lunes, 4 de abril de 2016

La guerra en la infancia

Esta puede ser una historia más de la guerra civil, una de esas historias que hemos escuchado o leído cientos de veces en prensa, libros e incluso películas y documentales; pero este testimonio nos da una idea clara de la vida en la ciudad durante el asedio del Alcázar y los siguientes años de guerra en un Toledo que jamás pudo estar en relativa calma por la cercanía del frente. Un viaje al pasado a través de los recuerdos de Teresa y que no daré más detalles para respetar su persona. Es un testimonio vivo muy importante para mí ya que soy amigo de la familia de toda la vida y guardo estrecha relación con ellos además de aportar hechos históricos muy importantes para Toledo. 
Teresa pocos años antes del estallido de la Guerra Civil. 



Teresa nació el 1 de enero de 1928 en Madrid. Es hija única. Su padre trabajaba en el Banco Español de Crédito en la capital y al poco tiempo de nacer, la familia se trasladó a Toledo, pues el padre ocupó el cargo de director en la sucursal del Banesto en Toledo. A pesar de sus 88 años, Teresa mantiene viva su memoria y recuerda con claridad donde pasó los primeros años en la ciudad imperial hasta los turbios momentos de la guerra civil. Su casa era un entrepiso de un edificio que se encontraba en la Cuesta del Carmen, muy cerca del Convento de las Concepcionistas, en la calle que da acceso a esta plaza hoy llamada Calle Concepción. El edificio de tres o cuatro plantas pertenecía a un hombre de nacionalidad francesa, Isidoro Clamagirand. Según Teresa, la casa era conocida como la Casa del Francés. Tenía un portal con bonitos azulejos toledanos y su ventana daba a la propia Calle de la Concepción. Justo en la esquina, muy cerca de la plaza, recuerda un taller de zapatos. Podemos decir que la residencia se encontraba prácticamente en primera línea durante el asedio del Alcázar con la cercanía de edificios militares y el propio Museo de Santa Cruz.
Tras el 21 de julio y declararse el Estado de Guerra, Teresa comenta que había mucho ajetreo en la ciudad y los milicianos detuvieron a su padre. Un ordenanza del Banco con ideas republicanas que conocía bien a los milicianos intermedió por él evitando que el padre de Teresa fuera encarcelado o incluso fusilado.

martes, 1 de marzo de 2016

Contraataque republicano sobre Toledo

A pesar de la liberación del Alcázar toledano y la ocupación total de la ciudad el día 28 de septiembre de 1936 por las tropas del general Varela, las fuerzas republicanas amenazaban desde sus posiciones ocupadas tras la retirada. Al norte permanecían en el sector Olías del Rey, con la carretera de Madrid cortada y Bargas en el lado oeste, ocupado por los sublevados. Al otro lado del río, al sur de la ciudad, ocupaban los cigarrales y cerros mas altos que dominaban la ciudad como La Bastida y el Cerro de los Palos. Por el puente de Alcántara, al este de la ciudad, el campamento de Alijares, la carretera de Aranjuez y el Miradero de las Nieves.  

Situación de Toledo a principios de octubre de 1936 tras la liberación del Alcázar.

miércoles, 3 de febrero de 2016

El Jefe Provincial de Falange: José Sáinz Nothnagel


La historia de Pepe Sáinz comienza en 1907 en Meruelo, Cantabria. De padre español y madre alemana con tan solo cinco años se trasladó a vivir junto a su familia a Nueva York. Su padre regentaba un negocio de autoescuela con un garaje en el Bronx. Comenzó a estudiar en el mismo Bronx, destacando en idiomas, lingüística y en varios deportes. En 1922 la familia regresa a España pero él decide viajar a Berlín a visitar a su familia materna. Pero la visita se alargó permaneciendo allí hasta los 18 años. Alemania era un país que sufría cambios internos tras la derrota durante la Gran Guerra y el nacimiento de nuevos ideales y organizaciones políticas cautivó a Pepe Sáinz. Allí comenzó a formarse intelectualmente y a definir su personalidad. 

sábado, 9 de enero de 2016

Los protagonistas: José Enrique Varela

Sustituto de Yagüe al mando de las tropas que avanzaban desde Extremadura por el valle del Tajo, Varela entrará en la ciudad de Toledo y liberará a las fuerzas sublevadas que resistían en el interior del Alcázar desde el mes de julio al mando del coronel Moscardó. Después avanzará por todo el norte provincial hacia Madrid. 


Varela en el Paseo del Miradero tras tomar la ciudad.
Posiblemente la foto esté realizada en  octubre de 1936.

Toledo GCE

Buscar...

Bibliografía

Bibliografía



Libros

La defensa del Alcázar de Toledo - J.M. Barranco Gil
Luis Quintanilla - Los rehenes del Alcázar de Toledo
La batalla de Madrid - J.Martínez Reverte
El error militar de las iquierdas - Abraham Guillén
Diario de la guerra de España - Mijail Koltsov
Ruta libertadora de la columna Castejón - C.G. Ortiz de Villajos
La guerra civil en la Provincia de Toledo - J.M. Ruiz Alonso
El Alcázar de Toledo no se rinde - Blas Piñar Gutiérrez / Jorge Fernández-Coppel
Toledo 1936 Asedio y liberación del Alcázar - Francisco Martínez Canales
Franco y Toledo - Luis Moreno Nieto
La guerra que yo viví - Jesús Izcaray
La prensa en la GCE. Toledo 1936-1939 - Jorge-M. Miranda Encinas
La Guerra Civil en la Provincia de Toledo (I-II) - J.M.Ruiz Alonso
Por qué se perdió la República - Sixto Agudo
Más allá del Alcázar - Luis A. Ruiz Casero
Idealistas bajo las balas - Paul Preston
La foto de Capa - Fernando Penco
El asedio del Alcázar de Toledo - Salustanquidio Orox
Mitologia de la cruzada de Franco: El Alcázar de Toledo - I. Herreros
Alemanes en la Guerra Civil: Legión Cóndor - R. Arias Ramos/L. Molina Franco
Esperando a Robert Capa - Susana Fortes
La Falange Imperial: Crónica de la Falange toledana - J.L. Jerez Riesco



Fotógrafos

Albero y Segovia
Robert Capa
Alfonso Sánchez García
Col. Vicent Doherty
Hans Namuth / George Reisner
Piortiz
Luis Vidal
Foto Rodríguez
Erich Andres
David / Canales Marí / Marina / Alfonso y Marín (Ahora)
Videa
Gerda Taro