78 años después.....

No hay comentarios
Después de completarse la concentración de la guardia civil en la ciudad y tras varias conversaciones telefónicas mantenidas con el Ministerio de la Guerra quien reclamaba el envío de municiones de la Fábrica de Armas, Moscardó decide declarar el Estado de Guerra en Toledo el 21 de julio de 1936.
A las 7 de la mañana un sección de infantería junto a varios guardias civiles y a la cabeza el capitán Vela Hidalgo, salen del Alcázar hacia las principales plazas y calles para pregonar la proclamación del estado de guerra. Minutos antes, ya se había leído el bando en el patio central de la Academia. Se ordena detener a los dirigentes políticos y sindicalistas mas significados solo deteniéndose al maestro de la cárcel, Francisco Sánchez López. 
Se distribuyen fuerzas por la ciudad, ocupando puertas, puentes y los principales puntos y edificios significativos. En la Fábrica de Armas, el coronel Soto no pudo evitar que se cargaran las municiones en cinco camiones de los llegados junto a la guardia civil siendo transportadas hacia el Alcázar. 
En sustitución del gobernador civil, Manuel María González, quien dimitía en el cargo y se encerraba en el Alcázar junto a su familia, se nombró como nuevo gobernador a Justo del Pozo Iglesias, notario toledano. 

Robert Capa en Toledo

1 comentario
El análisis y la investigación sobre fotografías de la guerra civil tratando de comprender la historia que reflejan, localizar el sitio exacto donde fueron hechas e incluso dar nombre a los protagonistas que en ellas aparecen es una difícil tarea si desconocemos  las descripciones y las fechas exactas. Muchas veces en el estudio sobre un tema específico, por casualidad y por pequeños detalles, aparecen nuevas pistas que arrojan mas incógnitas a nuestra labor.
Para explicar esta investigación os pongo en situación partiendo desde el fatídico verano de 1936.