Vázquez Camarasa, el cura rojo

1 comentario
Enrique Vázquez Camarasa, canónigo de la Catedral de Madrid, fue designado por el mando republicano para entrar el día 11 de septiembre en el Alcázar según la petición acordada con los defensores durante la presencia del comandante Vicente Rojo el día 9. Esta entrada a la fortaleza supuso para el magistral un rechazo por parte del bando sublevado tachándole de traidor. Al poco de estar en Toledo, se exilió a Francia donde intentó justificar su intervención durante el asedio y reconciliarse con las partes franquistas. Murió en Burdeos en 1946.



El día 8 de septiembre, desde las casas del sur y al anochecer, se informó a los defensores de la posibilidad de mantener una entrevista entre el coronel Moscardó y Vicente Rojo, antiguo profesor de la Academia y conocido por varios defensores, estableciéndose para el día siguiente a las 9 de la mañana. Durante esta entrevista (que ya analizaré en otra crónica a parte) se rechazaron las condiciones de rendición que el comandante republicano ofrecía a Moscardó. Los alcazareños por su parte solicitaron la visita de un sacerdote que asistiera espiritualmente a los refugiados en el Alcázar siendo aceptada y confirmada dicha propuesta el día 10 de septiembre.


''A las 20 el enemigo dice desde las casas que ocupan en el frente sur. que el Gobierno ha accedido a la petición del Coronel Comandante Militar y envía el Canónigo Vázquez Camarasa para que nos asista espiritualmente. Y que vendrá por el mismo camino que trajo el Comandante Rojo y llegará a la misma hora para estar 3 horas, que era lo máximo que concedían.''
Diario de operaciones del Alcázar de Toledo - 10 septiembre 1936


Vázquez Camarasa, segundo por la izquierda junto al teniente coronel Barceló


Luis Quintanilla, el pintor, que se encontraba en Toledo y, según su propio relato, él mismo designó a Vázquez Camarasa para entrar en el Alcázar después de la negativa del canónigo de la Catedral de Toledo. Quintanilla recogió a Camarasa en un cuartel de milicias en la calle Ríos Rosas en Madrid y le explicó durante el viaje a Toledo la situación del asedio y de los civiles refugiados en la fortaleza, que sufrían los desastres de la guerra. (Recordemos que el pintor contabiliza a los familiares y civiles refugiados como rehenes de los militares rebeldes). 


''En los sótanos del edificio hay secuestrados 
como rehenes unas 550 personas entre mujeres y niños.
 Figurémonos lo que les sucederá con la explosión de la mina.''
Los rehenes del Alcázar de Toledo - Luis Quintanilla


Al llegar a Toledo y visitar las baterías de artillería del capitán Carrero en Pinedo, se acercaron al antiguo Hospital de Santa Cruz donde se comunicó por medio de un altavoz la presencia del sacerdote, aceptando los defensores y estableciendo un alto el fuego a partir de las 9 de la mañana del día siguiente, hora establecida para la entrada de Vázquez Camarasa en el Alcázar. Esa noche durmió en una habitación del Hotel Castilla en la plaza de San Agustín. A la mañana siguiente, se acercó a la comandancia militar junto a Quintanilla, quien avisó al gobierno de Madrid de la entrada del sacerdote y acompañó hasta la Puerta de Carros donde el comandante Villalba le recibió y le vendó los ojos. Vestía de paisano y portaba un crucifijo. En el interior de la fortaleza, el padre Vázquez Camarasa dio una misa general, confesó, bautizó a los recién nacidos y administró la extremaunción a heridos y enfermos graves. Antes de abandonar las ruinas, intentó que las mujeres y niños fueran liberados sin obtener resultado positivo alguno. 


''Después de haber oído la Santa Misa, en la que una gran mayoría recibió al Señor, se dirigió
a la enfermería en donde los heridos esperaban también para cumplir como buenos cristianos.
Incorporados sobre sus lechos, en la lóbrega estancia donde estaban alojados para
resguardarles de los ataques enemigos.''
La defensa del Alcázar de Toledo - J.M. Barranco Gil 


''Para la mayoría su marcha constituyó una decepción, porque eran muchos quienes creyeron
que iba a quedarse con ellos. El mismo general Moscardó, al recordar muchas veces este
episodio, diría siempre lo mismo:
—«No me explico cómo no se quedó el canónigo con nosotros.»''
La defensa del Alcázar de Toledo - J.M. Barranco Gil 



A las 12, Quintanilla se acerca al mismo punto de encuentro donde recoge al magistral, visiblemente afectado por la visita y que apenas podía andar. Emocionado, Camarasa apenas habla de lo que ha visto y sucedido en el interior, está horrorizado, y replica la inútil propuesta de liberar a los rehenes.



Reseña sobre la entrada de Enrique Vázquez Camarasa
ABC Madrid  13 de septiembre de 1936

Vázquez Camarasa se exilió el 22 de septiembre y desde su estancia en Francia comenzó a crear su propia defensa ante las fuerzas franquistas que incluso después de finalizar la guerra, prohibieron el regreso del canónigo a España. Escribió artículos para publicaciones francesas y parte de un libro donde justificaba su entrada y el intento de salvar las vidas de mujeres y niños. El 8 de abril de 1946 murió en Burdeos, asistiendo a su funeral miembros exiliados del gobierno de la República y representantes de partidos políticos así como el propio obispo de Burdeos.
Actualmente en su pueblo natal, Almendralejo, existe una calle que lleva su nombre así como una escultura en bronce, recuperando del olvido, la persona del canónigo magistral de la Catedral de Madrid.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/almendralejo/cit-recuerda-hoy-vazquez-camarasa_507192.html






La entrada del sacerdote en el Alcázar de Toledo tuvo repercusión internacional y así quedó reflejado en los noticiarios de todo el mundo. Dejo este fantástico documento audiovisual donde se puede ver a Vázquez Camarasa regresando de la fortaleza, crucifijo en mano y siendo recibido por varios mandos republicanos, milicianos y el teniente coronel Barceló. La calle por la que avanzan es la plaza de la Ropería muy cerca de la calle de la Plata, donde el edificio de Correos albergaba el puesto de mando republicano.


Salida de Vázquez Camarasa del Alcázar de Toledo


Vázquez Camarasa, el teniente coronel Barceló y demás personalidades en la plaza de Ropería 

VIDEO:  https://www.youtube.com/watch?v=63Ux02LCRVg





Enlace de interés:


http://195.76.170.140:85/archivo/revista/as5/13.pdf




1 comentario :

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar