Calle Armas

No hay comentarios
Principal entrada a la plaza de Zocodover desde uno de los accesos a la ciudad, esta calle fue testigo directo desde los primeros momentos del asedio.
La retirada de los sublevados que se encontraban en el Hospital de Tavera y las fuerzas que mediante camiones subieron las municiones de la fábrica de armas hasta el Alcázar pasaron por esta calle mientras los milicianos llegados de Madrid con la columna de Riquelme empujaban con su avance.


Primeros momentos del asedio.





Milicianas comiendo uvas en el parapeto de la calle Armas.


Un miliciano dispara desde la puerta de lo que era la Fonda Nueva.
Actualmente es el Hotel Domus.


Los auto-ametralladoras Mod. Bilbao de la columna de Riquelme ascendieron rápidamente por la calle con los milicianos detrás protegiéndose.


Vehículo auto-ametralladora subiendo por la calle Armas.


 Parapeto en el lado derecho de la Calle Armas.


Cadáveres de milicianos en la calle Armas.

Desde la cuesta del Alcázar y el torreón noroeste se controlaba perfectamente la llegada de las milicias de Madrid. Las barricadas de sacos, colchones, puertas y cualquier cosa que puediera servir para cubrirse se colocaron a lo largo de toda la calle hasta el final de la misma que daba a Zocodover, donde se ubicó el parapeto que controlaba la fachada norte y toda la plaza.


Barricada situada justo al final de la calle que da a la plaza de Zocodover,



Un grupo de milicianos apunta hacia la cuesta del Alcázar.